Presentación

Espacio de comentario sobre las dificultades y malestares que provoca la sociedad actual. El objetivo principal es generar posibles vías de afrontamiento a lo que nos da miedo, nos provoca ansiedad y nos deprime, para conseguir bienestar y adoptar una posición responsable y decidida.


martes, 27 de septiembre de 2011

Tiempos de crisis

En estos tiempos la crisis se ha convertido en la bestia negra que planea por encima de nuestras cabezas. Esto hace que nos sintamos más inseguros y vulnerables que nunca, sobre todo si el trabajo peligra o el futuro se vuelve incierto. Desde mi posición de psicólogo y , en concreto, como psicoanalista me doy cuenta que el malestar que inquieta al sujeto en lugar de estar a flor de piel, cada vez se encierra más en su interior y se mira hacia otro lado.
Esto se nota en el quehacer diario ya que los pacientes interrumpen el tratamiento sin concluir o piden aplazamientos eternos que no favorecen en absoluto. Es lógico que en estos momentos de incertidumbre el sujeto se piense mucho en que invierte sus ingresos, porque estos se han visto mermados, o porque quiere ir ahorrando por lo que pueda pasar. Pero en muchos casos el malestar que se va reprimiendo puede salir por otro lado y jugarnos una mala pasada. Con estas palabras intento reflexionar en voz alta sobre los motivos que pueden llevar a alguien a aguantar su dolor. Me sorprende la resistencia del sujeto y sobre todo cuando la sanidad pública esta recortando sus servicios y, si en cuestiones de salud mental estaba bajo mínimos, ahora casi no se puede esperar tener una visita sin que pase un considerable tiempo. Lógicamente los tratamientos se hacen eternos e ineficaces, si es que han considerado que el caso es de la gravedad suficiente para ser tratado.
En resumen, quizás es buen momento para plantearse que la inversión por una psicoterapia puede ser la mejor manera de tener un mejor futuro, o al menos más llevadero.

lunes, 4 de julio de 2011

Sexualitat i psicosi des de una visió escolar

La escola, en tots els seus nivells (infantil, primària i secundària), passa per un moment crític on es manifesten tota una sèrie de malestars que dificulten la tasca educativa per a tots els membres que hi participen. Uns dels elements importants és la dels alumnats que presenten trastorns de conducta degut, en molts casos, a una psicosi. Un dels factors importants es la sexualitat d’aquests nois i noies. El fet de conèixer una mica com funciona, en aquest tipus d’alumnat, la seva sexualitat i quins factors del seu desenvolupament hi participen, ens pot donar eines per modificar o millorar la nostra relació amb ells.

Des de la psicoanàlisi hi ha tot un corpus teòric que ajuda a comprendre millor quina és la lògica del psicòtic i quina es la manera de tractar-los. Dintre de la línia de treball d’aquest any aquest enfocament teòrico-pràctic pot donar-nos pistes de com podria fer-se la seva inclusió en l’aula que no fos de forma excloent.

AUTISME I PSICOSI INFANTIL: UNES ALTRES VEUS. UNA MIRADA DIFERENT SOBRE L'AUTISME

AUTISME I PSICOSI INFANTIL: UNES ALTRES VEUS. UNA MIRADA DIFERENT SOBRE L'AUTISME

viernes, 11 de marzo de 2011

La polémica del autismo

Parece ser que el autismo se ha convertido en una mercancía preciada para la perspectiva cognitivo-conductual e intenta excluir a las demás orientaciones, como por ejemplo el psicoanálisis. Desde la asistencia pública se está trabajando desde hace mucho tiempo con esta última orientación y se obtienen buenos resultados. Parece que desde el cognitivismo hay interés por la exclusividad y desbancar, de esta forma, a las demás orientaciones, ¿no parece un poco sospechoso? Se ha tramitado a través de CIU y concretamente el Sr. Duran i Lleida una proposición no de ley para regularlo. Esto se ha de parar y algunas asociaciones, como TEAdir, se han puesto en marcha. Se puede firmar en este enlace de correo firmasporelautismo@gmail.com
Os propongo que veáis este video que me parece muy interesante


miércoles, 23 de febrero de 2011

Entrevista en Hablamos

Entrevista realizada el 10 de febrero por el programa sobre psicoanálisis Hablamos de RKB. El tema del programa iba sobre las adicciones
http://www.box.net/shared/nvjemu77lk

sábado, 19 de junio de 2010

Educar a nuestros hijos

Actualmente muchos padres se quejan de que es muy difícil conseguir que sus hijos les obedezcan, sobre todo a la hora de realizar los deberes pendientes de casa o estudiar para un control.

La sociedad actual nos hace estar sometidos a muchas exigencias y demandas. Esto ocurre, en el tema que nos ocupa, cuando la escuela nos pide que controlemos el trabajo de nuestros hijos en casa y parece que en muchas ocasiones es como si nos pasaran la pelota de algo que cuesta mucho trabajo. Ellos, opuestamente a lo que parece lógico, se interesan por otras cosas que nada tiene que ver con estudiar.

Hemos de tener en cuenta que actualmente muchos niños están ocupados muchas horas y el tiempo que les queda es muy reducido. Cuando hablo de esfuerzo no es porque considere que son perezosos, o no tienen ganas, sino que intentan rentabilizar al máximo el tiempo que les queda entre lo que es la obligación (deberes) y lo que es la diversión, y aquí disponemos de muchos elementos que la facilitan. Vivimos en la sociedad del ocio donde todo está enfocado en la diversión, en pasárselo bien y disfrutar al máximo. Consecuencias: lo que cuesta esfuerzo no gusta.

Tened presente que si la exigencia se hace muy intensa y constante el resultado no va a ser el deseado porque no estamos en el colegio y las pautas de comportamiento son diferentes. El maestro o la maestra son personas que, aunque el trato y la relación son muy intensos y constantes, el vínculo afectivo que existe con ellos es muy diferente al que existe con los padres ya que va cargado con el afecto, las rivalidades entre hermanos, los celos, etc.

Uno de los elementos que muchas veces se dan es que el resultado y la dedicación que obtiene un hermano no tiene nada que ver con le que obtiene el otro, aquí es importante no comparar nunca los resultados del uno con el otro, pues el resultado puede ser nefasto. Si uno de los dos hermanos tiene más capacidad que el otro para el que le cuesta más esto puede suponer que los esfuerzos que realiza nunca tienen los mismos resultados que los del otro y puede ser muy frustrante. Sin que el adulto lo compare él ya comparará sus resultados con el otro hermano. Si, además, los padres también los comparan y se le pone como ejemplo al que obtiene mejor resultado puede ser que opte por darse por vencido y dedicarse a cualquier otra cosa.

Cuando el niño o la niña requieren de nuestra presencia constantemente para realizar sus tareas y no las hacen si no estamos delante puede ser por varios motivos:

· Uno de ellos es que son incapaces de autorregularse y no tiene autonomía suficiente para organizarse la tarea. Aquí será necesario que se les enseñe a organizarse. También es posible que no tengan unos hábitos y pautas claros desde más pequeños y esto les influya negativamente ya que les cuesta ser independientes y autónomos.

· También nos podemos encontrar en que tiene dificultades de aprendizaje y le cuesta mucho realizar las tareas encomendadas por falta de capacidad. En este caso será necesaria la intervención de un profesional que determine cual es la dificultad y cómo tratarla.

· Otras veces puede ser que inconscientemente necesitan de la presencia del adulto y el no hacer lo que se les pide y estar distraído es una manera de que el padre o la madre estén por ellos. Aquí se ha de intentar ver porque nos piden esto.

· Hemos de tener en cuenta que no le hemos de hacer de maestros ya que ellos no lo aceptarán, hemos de estar dispuestos a ayudarles cuando nos lo pidan. Si no nos necesitan nos hemos de preocupar por si tiene deberes o han de estudiar y en el caso de que no lo hagan insistir pero sin agobiar ya que el resultado puede ser el contrario. Si nosotros nos angustiamos porque ellos no hacen lo que deben no vamos a conseguir nada, verán que somos pesados y harán menos de lo que esperamos.

· Como decía parece que el esfuerzo y el interés por estudiar está en declive porque se dan muchas facilidades a los hijos para tener todo fácilmente. Atendemos a sus peticiones casi antes que nos lo pidan, nos anticipamos y esta inmediatez en obtener las cosas produce unos efectos negativos ya que nada requiere espera ni esfuerzo. Pierden el deseo por las cosas.

· El tener todo tipo de distracciones y juegos hace que los niños pierdan el interés por casi todo lo que no tenga que ver con lo que esta de moda. De esto se ha de intentar escapar ya que ellos son capaces de interesarse por cosas y cuando algo que quieren han de conseguirlo se esfuerzan lo necesario. Es cuestión de utilizar adecuadamente los recursos educativos de que disponemos para canalizar estos elementos. (interés y esfuerzo)

Elementos ha tener en cuenta:

  • Actualmente el papel de la autoridad no está tan claro debido a un cambio progresivo desde posiciones parentales más autoritarias hasta posiciones más democráticas, pasando, para contrarrestar, por situaciones muy permisivas.
  • Existe un fenómeno que es el de la inmediatez. Queremos todo rápido, actualmente podemos acceder a la información de forma inmediata (p.e. elecciones), cualquier petición se resuelve rápidamente. Los niños tienen todo lo que quieren y cuando quieren (antes era en ocasiones señaladas).
  • Falta de tiempo para estar con lo hijos lo que lleva muchas veces a compensar no castigando y permitiendo más de lo necesario.
  • Se genera una relación con los hijos que tiende a ser más de tu a tu. Esto conlleva algunos problemas que desorientan al niño y a los padres.
  • Desacuerdo familiar en cuanto a las cosas a permitir y a las que no. Descrédito entre los padres.
  • Atención desmesurada a sus necesidades. Se les evita cualquier esfuerzo o eventualidad, se les socorre antes de tiempo, se recurre al pediatra, especialista, psicólogo, etc. ante el mínimo atisbo de síntoma, etc. Acabamos esclavos de sus necesidades.

viernes, 28 de mayo de 2010

Trastornos alimentarios

Con este nombre se conoce a todas las patologías que tienen como denominador común la comida, que es el elemento que determina toda una serie de alteraciones psicológicas que pueden derivar en la enfermedad e, incluso, en la muerte. Podemos hablar de dos trastornos que son los más importantes: la anorexia y la bulimia.

En la mayoría de casos se trata de mujeres jóvenes que durante la adolescencia son objeto de burlas, de maltrato y de segregación, lo que está relacionado con quejas debidas a una soledad de fondo con cierto tinte paranoide. Una depresión suele preceder a estos trastornos y aparece con mucha antelación –a veces a los 8-10 años-. Esta depresión es descrita como una caída vivenciada con tristeza y aislamiento, se suelen encerrar en su cuarto, tienen dificultad para hablar con un familiar, con cualquiera que les de afecto y orientación. Suelen darse historias de niñas aparcadas en guarderías desde muy pequeñas donde se tienen que espabilar pronto y rápido para no representar un problema a unos padres que trabajan. Esta precocidad de la separación física convierte a la criatura en un paquete que se deja caer en un lugar poco cómodo y, a veces, insuficiente para su constitución.

Se habla muchas veces de un nuevo tipo de adicción con sus componentes característicos como son el no comer, los vómitos, el hacer deporte hasta quedar extasiadas, etc.

Bulimia: Son personas, normalmente mujeres, que su vida gira en torno de la alimentación: las calorías, las dietas, el ejercicio físico, el peso, etc. Se puede asegurar que la mayoría de ellas tuvieron anorexia en la adolescencia. Son personas con un alto grado de ansiedad que los lleva a comer compulsivamente, todo lo que pillan y, posteriormente, sienten remordimientos y culpabilidad por el atracón. En algunas personas estos abusos pueden derivar en una obesidad que puede llegar a ser extrema con necesidad de intervención quirúrgica como, por ejemplo, reducir el estómago. En muchos de estos casos ha habido una depresión previa que han sumido a la persona en un estado de dejadez que sólo ha encontrado alivio en la comida. En otros casos los denominados atracones derivan, acto seguido, en vómitos provocados que llegan a deteriorar el paladar y la dentadura por los ácidos gástricos. Estos vómitos pueden llegar a provocar una necesidad casi adictiva. En la anorexia, por el contrario, también se dan vómitos pero cuando la persona se ve obligada a comer vomita porque no quiere el alimento.

Anorexia: Se da una negativa por parte de la persona de tomar alimentos, las causas pueden ser muy variadas, desde estéticas hasta religiosas. Hemos de tener en cuenta que el culto al cuerpo es muy importante en esta época. Algo que se puede observar es que la delgadez extrema de la anorexia responde a un ideal estético. Es decir, su efecto nada tiene que ver con su supuesta causa.

Fue hacia mediados del siglo XIX cuando se descubrió y describió la anorexia como cuadro psiquiátrico en medio de una disputa por la paternidad del descubrimiento. Charles Lasègue, un psiquiatra francés, y Sir William Gull, un psiquiatra inglés, dan dos interpretaciones distintas del mismo fenómeno. Lasègue se implicó en la descripción de la anorexia mental diciendo que la evolución del cuadro depende mucho de la actitud del médico, si el psiquiatra interviene mucho, es muy activo, quiere que las pacientes coman insistentemente, esto conduce a la reafirmación de los síntomas. Lasègue concluye que cuanto menos intervenga el psiquiatra buscando modificar la conducta alimentaria más posibilidades tiene ésta de remitir. También dirá que no existe un peligro inminente de muerte, como sostenía William Gull; en el diagnóstico y pronóstico de la anorexia mental ésta era la principal causa, además de proponer llamar mental a la anorexia en lugar de histérica. Gull se basaba en la observación de una paciente que murió por inanición, este es el problema de la generalización pues habla de una, ¿sobre cuántos casos?.

Actualmente también hay explicaciones genéticas que pretenden argumentar que las víctimas sean más mujeres que hombres, a partir del descubrimiento que en la mujer hay una predisposición genética que influye sobre el metabolismo que no existe en los hombres. Pero, sin ponerlo en duda, no resuelve nada.

La anorexia puede sobrevenir tras una lucha contra el saber-poder. Un ejemplo de esto lo tenemos en un caso de una adolescente que se niega a comer carne para seguir una alimentación vegetariana y su familia la lleva al médico, éste dijo que no había peligro de morir por desnutrición pero sí que podía transformarse en débil mental. Por lo que la chica decidió no comer nada, cuando asistió a la consulta de un psicoanalista tenía todas las características de una anorexia grave: caída del pelo, piel amarillenta, etc.

Perder el apetito es uno de los signos inconfundibles de que estamos ante una anoréxica, aunque está en discusión el hecho de si se trata de pérdida real o de un engaño, tienen hambre pero lo esconden. Estos signos observables suelen bastar para diagnosticarla, dejando de banda el placer de comer para separar la alimentación de la necesidad orgánica, desde este enfoque se podría tratar el tema desde otra manera.

También se habla de la causalidad entre los imperativos de la moda y la anorexia excluyendo la dimensión de la sexualidad. Una anoréxica no tiene sexualidad e incluso se ha hablado de narcisismo para argumentar ésta ausencia. Los cuadros anoréxicos muestran jovencitas esqueléticas que nada tienen que ver con la moda, donde lo que impera es la seducción.

Otro criterio para diagnosticar la anorexia, en base a lo observable, es la pérdida del 25 al 30% del peso corporal normal, a esto se le suma los estados transitorios de pérdida del apetito y la amenorrea (falta de menstruación por más de tres períodos) que sirven para confirmar rápidamente el diagnostico. La mayoría de médicos sostiene que la amenorrea prolongada puede llevar a la esterilidad. La amenaza de muerte junto a la esterilidad obedece a una moral reproductiva que ha asumido el discurso médico. Considero que el médico responsable está para tranquilizar no para alarmar.

Otro signo inconfundible de orden perceptual cognitivo es el “se ve gorda” que, sumado a los anteriores, son signo evidente de anorexia. Cuando no se dan todos los síntomas juntos se diagnostica “anorexia atípica”, porque se han observado tres síntomas en lugar de cinco. Otro caso es el de manual diagnóstico DSM-IV que destaca la importancia del “se ve gorda” como trastorno perceptual cognitivo para diagnosticar “psicosis”. También hay que tener mucho cuidado con los libros de autoayuda sobre la anorexia y la bulimia pues algunos de ellos con pocas preguntas rápidamente diagnostican como anoréxica o bulímica a personas con buen apetito y espléndido estado de salud.

Hay que destacar que los trastornos de alimentación sirven para incluir muchas conductas atípicas donde cada vez caben más trastornos y más personas. Esto sirve para hacer una reflexión sobre el marketing mediático que tiene la medicina que quiere abarcar a más personas y generalizar para uniformarnos a todos. Estos diagnósticos médicos imposibilitan muchas veces la tarea del psicólogo, psicoterapeuta o psicoanalista que intenta tirar abajo todas estas barreras diagnósticas para empezar a realizar un trabajo profundo con la persona, para que ésta recupere su verdadera identidad y se pueda recuperar los orígenes inconscientes de su malestar. Estos criterios diagnósticos que existen y, que pueden ser muy útiles en la mayoría de casos, no ha de ser un impedimento para la cura de la paciente y se conviertan en herramientas que agravan la situación y donde la solución es muy difícil.

Para realizar este documento me he basado en alguno autores como Silvia Fendrick y Daniela Aparicio, entre otros.